La última semana del aislamiento preventivo obligatorio será “fundamental” en concepto del alcalde de Santiago de Cali, Jorge Iván Ospina, quien espera un comportamiento ejemplar de la ciudadanía en aspectos como la movilidad.

En ese sentido, el mandatario anunció que en los últimos días de la cuarentena se hace necesario apretar el aislamiento y reducir la movilidad en la ciudad, con la implementación de un Pico y Placa más extremo.

De ahí que la medida trasciende a la denominación de Pico y Vida, que rige a partir del lunes 20 de abril y que restringe durante 24 horas la circulación de carros, motos y taxis de acuerdo con el último dígito de la placa.

 

“Con esto vamos a reducir la circulación del parque automotor de la ciudad en un 50%. Quiero resaltar, insistir y quizá suplicar, que no es el momento para salir, pues tenemos circulación comunitaria del virus y ante eso cualquiera se puede contagiar”, enfatizó el Alcalde de los caleños.

 

emarcó que en la última semana de la cuarentena “los caleños tenemos que ser más extremos”, recordando que el Pico y Placa, ahora llamado Pico y Vida, tendrá las exenciones del Decreto Nacional para todos aquellos que trabajan en servicios domiciliarios, en el sector de la salud y en labores esenciales en general.

Ospina también invitó a la ciudadanía a reducir la afluencia de público en sitios de encuentro. “Por eso, por ejemplo, hemos cerrado la galería de La Casona, ubicada en el sector Cuatro Esquinas del barrio Manuela Beltrán, además de otros puntos de venta de mercados móviles, porque se han identificado contagios y no podemos tener escenarios de aglomeración”, argumentó.

 

Edward Rojas, Alcaldía de Cali