El Plan de Acción en los denominados microterritorios, o lugares identificados por la Alcaldía de Cali con más casos de COVID-19 y mayor densidad poblacional, inició el domingo en el barrio El Morichal de la Comuna 15. Allí se realizaron 328 tamizajes y se encontraron tres casos sospechosos, a quienes se les practicará la prueba de coronavirus.

La intervención consistió en pruebas de temperatura y olfato en la población y fue realizada tres manzanas a la redonda del lugar donde, previamente, se había identificado un caso positivo para COVID-19.

De casa en casa, el alcalde Jorge Iván Ospina lideró las acciones en conjunto con la Secretaría de Salud y la Policía Metropolitana. “Estamos adelantando en estos ocho territorios no solo un seguimiento tecnológico para que las personas que han sido identificadas con el virus mantengan su aislamiento, sino también para hacer una búsqueda activa de posibles casos positivos en las viviendas vecinas”, indicó el mandatario caleño.

Asimismo, Ospina fue enfático en afirmar que las personas que hayan sido diagnosticadas con el virus y que no cumplan con la medida de aislamiento, irán a prisión por estar cometiendo un delito que pone en riesgo la vida de toda una comunidad. Dijo además, que quienes adelanten actividades sociales durante el aislamiento tendrán una sanción ejemplar de carácter económico.

Fuente: Alcaldía de Cali