Esta es la carta que fue enviada por parte de la abogada de la clínica, al secretario de Seguridad.

Cordial saludo,

Muy respetuosamente me dirijo para dejar precedente del abuso de autoridad que se está presentando por parte de las autoridades (Policía) en la ciudad de Cali hacia el personal de la salud, pues el día de hoy 02 de abril de 2020 fue multada una auxiliar de enfermería que se encontraba saliendo de turno de la institución(Ips provida farmacéutica sas — Clínica Esensa) y se encontraba en busca de un cajero y en ello la abordan unos policías, pese a que informo que estaba saliendo de turno, presentó el carnet de la institución y contaba con el uniforme suministrado por la empresa, abusivamente realizaron comparendo sin dejar escrito la manifestación que se realizó, además de amenazar con inmovilizar su vehículo, la multa fue realizada cerca de la institución, pues como es de conocimiento nacional, el personal de la salud que está cubriendo la contingencia laboran con turnos extensos y cuentan con las mismas necesidades que las demás familias pero con poco tiempo dado a que se encuentran laborando.

Resulta absurdo que se expida un decreto por la presidencia de la república (decreto 457 de 2020) en el cual se contempla dentro de las excepciones al personal de la salud (administrativo, operativo, profesionales y técnicos de la salud) y el mismo sea interpretado de diversas formas y vulnerado por quienes representan autoridad en la ciudad.

Se adjunta copia del comparendo, y se solicita intervención de las autoridades competentes a fin de regular y evitar abusos de autoridad contra el personal perteneciente al área de la salud dado a que son quienes están de frente cubriendo la contingencia del COVID -19.

Esta es la Carta original, enviada al secretario de seguridad.