Seis Policías eran integrantes de temerario grupo delictivo en la ciudad.

Seis Policías eran integrantes de temerario grupo delictivo en la ciudad.

Cómo Luis Álvaro Aristizábal fue identificado el cabecilla de una red trasnacional dedicada al tráfico de armas y narcóticos.

Aristizábal, conocido con el alias de Álvaro y traficante internacional, junto a seis  uniformados adscritos a la Policía Metropolitana de Cali 
y diez personas más, se dedicaba a comercializar fusiles AK47, pistolas Sig Sauer, Glock, y revólveres Smith and Wesson.

Algunas de estas armas eran adquiridas en el mercado de Estados Unidos y entraban al país mimetizadas y desarmadas bajo el concepto de envíos urgentes de correo.
Otras de las armas eran incautadas en Cali por los policías corruptos y vendidos a la organización.

 

Según le dijo a EL TIEMPO el director de la POLFA, las armas eran comercializadas entre bandas del Distrito de Agua Blanca y son responsables del 78 % de muertes violentas en esa ciudad.

 

La red fue desmantelada mediante 11 diligencias de registro y allanamiento realizadas por las autoridades en Cali, Palmira y Calima Darién. En el operativo fueron incautadas 1,7 toneladas de estupefacientes, 41 kilos de marihuana, seis armas, 138 cartuchos de diferentes calibres, 16 radios de comunicación, nueve celulares, dos computadores, tres silenciadores y tres empuñadoras de revólver.

Bitnami